¿Dónde estás Duha? Una historia desde Siria

Hoy os escribo porque ha desaparecido mi amiga Duha, de Damasco (Siria). […] No me gusta ser partícipe de la pasividad y he pensado que esta era una forma de sentir que hago algo ante mi impotencia y sufrimiento. Nunca pensé que viviría una situación así tan de cerca.

Esther

—————–

¿Donde estás Duha? Una historia desde Siria

Me llamo Esther, tengo 30 años y soy de Barcelona. Ella se llama Duha, tiene 25 años y es de Damasco.

Ya hace más de un año que disfrutábamos juntas descubriendo su país, explorando los rincones de la Siria omeya, probando el sabor de las especies, hablando de libertad, oliendo el perfume de las esencias, compartiendo con la hospitalidad y generosidad del pueblo sirio.

Hoy, asustada e impotente, me decido a relatar su historia porque es la única forma de lucha que se me ocurre ante las atrocidades del régimen sirio.

Duha, una mujer dulce, sensible y con deseos de libertad que me hablaba en voz baja de sus ideales y creencias sobre el mundo, las mujeres y los hombres. Su hiyab blanco, le cubría su bella melena, esa era una de sus mayores contradicciones. Curiosamente no se escondía de jugar al taule fumando narguile, de tener buenas amistades con chicos o llegar a casa cuando ya se había puesto el sol.

Ella trataba de reinventar la mujer musulmana, pero con prudencia y ciertos miedos. Recuerdo miradas de admiración ante alguna respuesta mía de descaro, cuando un taxista intentó engañarnos. Con eso quiero transmitir la ilusión de Duha para sentirse libre y segura, pero a la vez la dificultad que le suponía poner el límite ante una injusticia.

Desde que empezó la revolución árabe, Duha, como muchas otras mujeres, respira libertad y corre en busca de ella. Pero las cosas se complican, y el peligro es cada vez mayor porque los que tienen el poder pierden el sentido común. Manifestarse, hablar, opinar, defender la paz y la justicia, colaborar con la media luna roja… acciones tan admirables pueden tener un amargo final.

Hace ya una semana que Duha ha desaparecido. Martes 13 de marzo por la mañana iba a casa de una amiga donde nunca llegó. Sí, está en la lista de detenidos. Sus padres la han buscado por las prisiones de Damasco, es imposible acceder, no abren el paso a nadie. Desesperados dejan una maleta con ropa  con la ilusión de que esté allí. Ella hace unos días me contaba asustada y con rabia lo que sucede allí dentro: violación, tortura, dolor, muerte. Y ahora lloro desde Barcelona y hablo por todas esas mujeres, y también hombres, que se atreven a luchar por la libertad y la justicia con tanta valentía. Es admirable que exista gente con ese talento y entrega, para que sus nombres no desaparezcan.

Dedicado a mi amiga Duha, donde estés, te hecho de menos.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s